Blog

Una sencilla definición de lo que es SEO y sus beneficios

En primer lugar, vamos con su traducción al castellano. SEO procede de "Search Engine Optimization" (optimización de motores de búsqueda), también conocido como "posicionamiento en buscadores".

Dicho en otras palabras, el tan preciado SEO no es más que todas esas acciones o técnicas que realizamos para que los grandes motores de búsqueda (principalmente Google, Yahoo y Bing) incluyan nuestro sitio web en las mejores posiciones.

¿Pero en las mejores posiciones de qué? Pues con esto nos referimos a esa posición que Google y otros grandes motores de búsqueda otorgan a nuestra web tras haber realizado una consulta previa a través de una palabra clave.

Por lo tanto, y para conseguir ese tan ansiado posicionamiento a través de ciertas palabras clave relacionadas con nuestra actividad o negocio, tendremos que poner en marcha ciertas acciones y estrategias, e implementar en un plan de marketing lo que se conoce como el SEO.

¡Ojo!, porque si posicionamos palabras clave que no están relacionadas con nuestro sector o marca, ¡estaremos haciendo un mal SEO!

Entonces… ¿cuáles son los beneficios del SEO?

Ya con su definición parece quedar bastante clara la importancia que tiene este término en el área del marketing, y ya si lo extrapolamos a un entorno cambiante y de alta competitividad, donde cada vez más las transacciones online están a la orden del día, replantearnos bien las cosas desde el principio e invertir en SEO se hace casi una tarea incuestionable.

Cuando digo invertir, no me refiero a pagar por mejorar la visibilidad en buscadores a través de enlaces y anuncios promocionados, sino a la inversión que supone en términos de tiempo y formación, ya que una de las primeras ventajas de hacer SEO podría decirse que es su "bajo coste" (y lo pongo entre comillas porque una buena estrategia SEO requiere de la inversión en otras tareas, como la optimización de un sitio web y sus contenidos).

Hablando a las claras, el SEO sirve básicamente para atraer tráfico a nuestra web, cosa que no es ninguna tontería, porque con este tráfico seremos nosotros mismos los que definimos cómo sacar provecho. Quizás queramos vender algo, ofrecer un servicio, o simplemente daros a conocer en los medios de comunicación y tener una fuerte presencia en Internet.

No obstante, que queramos alcanzar nuestros objetivos nos da a la estrategia SEO prioridad por encima de otras estrategias de marketing, pero sí estos otros beneficios:

Se trata de una inversión fija: Si contratamos a una empresa especializada para que os ayude en esta tarea, sabremos que nuestra inversión inicial será (por lo general) fija, independientemente del tráfico actual que tenga nuestra web (aunque en fases posteriores la inversión va disminuyendo).

Es muy rentable: Aunque para implementar una estrategia SEO se esperan obtener unos resultados más o menos considerables a un medio o largo plazo, una vez logrado cierto posicionamiento, los motores de búsqueda no nos cobran por ello ni nos ponen límites de tiempo.

Atrae tráfico de calidad: Si el SEO es bueno, tener por seguro que las visitas que se produzcan a nuestra web serán de usuarios interesados en nosotros.

Es un proceso reversible: si de primeras no se consiguen los resultados esperados, podremos seguir implementando acciones para mejorar nuestra estrategia.